Revista cultural y literaria centroamericana

Header Ads

Los nuevos senderos culturales con José Fernández- Entrevista



ENTREVISTA POR RODRIGO VILLALOBOS / 9 DE DICIEMBRE 2018

Entrevista realizada el viernes 30 de noviembre en las instalaciones de la biblioteca del Centro Cultural de España en Guatemala.

A diario, desde el tercer nivel del antiguo Teatro Lux que se ubica en la esquina de la concurrida Sexta Avenida y la 11 calle de la zona 1 capitalina, José Fernández, gestor cultural y encargado de biblioteca del Centro Cultural de España en Guatemala (CCE/Guatemala), inicia sus labores de martes a sábado desde las 10 horas.

A sus 41 años de edad, Fernández siempre prioriza su trabajo pensando que el motivo principal por el que lo hace es para construir ciudadanía día con día desde estas instalaciones, a la vez que recibe de forma amena a los diversos ojos curiosos que van llenando la biblioteca.


Ha dejado un momento su cubículo para concedernos una interesante proyección cultural que tiene tras un año de labores en su puesto. José, de la manera más cordial posible nos describe en esta entrevista su manera de entender los espacios culturales en el país, valorando la accesibilidad y disponibilidad que tiene el arte para todos. Acá, lo que conversamos por una hora en exclusiva para Revista La Fábri/k/:

Rodrigo Villalobos: ¿Cómo percibís el entorno cultural en la actualidad desde tu perspectiva de gestor cultural acá en el Centro Cultural de España en Guatemala?

José Fernández: Podría etiquetarlo como en dos expresiones distintas. La primera de ellas es la expresión cultural de colectivos, organizaciones e iniciativas sobre todo ciudadanas que trabajan temas como formación, pedagogía y facilitación de talleres que son semilleros de creadores de contenidos culturales, puede ser poesía, pintura, teatro, cine, etc., también hay espacios de encuentro y socialización de la ciudadanía que de alguna forma son “alternativos a la oferta cultural” de parques, centros comerciales, calles y avenidas, salas de baile. Entonces percibo que hay un florecimiento constante desde hace un par de décadas de este tipo de iniciativas, así como clubes de lectura y de fotografía que para muchos de estos grupos es accesible a todo público y a bajo costo. Es gente que promueve que se dejen de tomar un par de litros un día por pagar algo significativo y menor a una membresía, como en otros casos que suele ser gratuito. Lo único que hay que aportar es el deseo de participar y convivir. La otra expresión que veo es la del aspecto comercial y privado de la cultura, como los conciertos de músicos internacionales, las salas de teatro alternativas o de vanguardia. La ventaja es que hay propuestas para todo tipo de público, siempre hay gente que está dispuesta a pagar Q.280 por participar en la programación cultural de la Universidad Francisco Marroquín, como alguien que viene a pagar acá Q.30 por una actividad de calidad y entretenimiento.

RV: ¿Has notado si hay alguna aproximación particular entre eventos culturales y jóvenes?

JF: Por lo menos acá en el CCE/Guatemala, a lo que más asisten los jóvenes es en inauguraciones de exposiciones de pintura o fotografía, las presentaciones de libros de escritores y escritoras, jóvenes de entre 20 y 30 años. Hemos tenido otras experiencias muy interesantes con adolescentes entre 13 y 17 años en talleres de experimentación de pintura también. Por ejemplo, el año pasado Rebeca Lane realizó acá un taller sobre poesía y música en el marco del aniversario de una escritora española, Gloria Fuerte, entonces vino un conjunto de chavas y chavos quienes elaboraron un video con la producción poética que practicaron con ese colectivo. Recuerdo también la experiencia que tuvimos con Humberto Ak’Abal, él presentó un libro el año pasado, un libro que era un acercamiento a la cosmovisión maya y sobrepasó el aforo del auditorio con gente de toda edad, incluyendo niños y adolescentes. No podría asegurarte que vienen grandes grupos de jóvenes masivamente a conciertos, pero observo que los grupos de jóvenes siempre están a la búsqueda de estímulos y se van acercando.

RV: ¿Cuál pensás que deba ser el rol que deben cumplir los centros culturales en el país?

JF: Básicamente deben ser puntos de encuentro para la ciudadanía. Esto lo planteamos anclado a la labor que realizamos acá en la biblioteca [del CCE/Guatemala], pero lo traslado para que sea un compromiso para todos los demás centros culturales de la región. Considero que el ejercicio de la ciudadanía está ligado al goce del ocio como a cada quien le parezca y le convenga, pero en el marco de una buena convivencia con los vecinos, en construcción del desarrollo consciente y crítico del entorno. Todos los centros culturales deben velar por la creación y difusión de plataformas para lo musical, lo literario, de pintura, de fotografía, pues son contenidos que pueden formar ciudadanía. Sin embargo, todas estas expresiones culturales y humanistas son derechos humanos inalienables que debemos exigir y ejercer militantemente para que estén al alcance de todos, también para que nos mantengamos mejor informados y desarrollemos sensibilidad. Uno elige cómo pasar su tiempo de ocio, ya sea tomando unas cervezas o haciendo algo más. Algunas iglesias y grupos religiosos hacen lo suyo de alguna manera, la vida más allá de trabajar 8 horas a diario, al final la vida es tan rica y diversa como para perderla únicamente en un par de espacios, pero considero que los centros culturales son lugares de recreación y formación social, para liberar estrés, frustraciones y ansiedad, y que conste que no tengo nada en contra de las instituciones religiosas (risas). Desde hace un buen tiempo para acá he observado la apertura de espacios a muchas voces disidentes que hace unos 15 años no existían, son espacios que luchan por derechos ciudadanos y han ido ganando público.

Contestando en pocas palabras tu pregunta, pienso que todo lugar que se haga llamar centro cultural debe ser un espacio de encuentro democrático para construir una ciudadanía: menos violenta, más tolerante y con mejor formación desde el ejercicio cultural y artístico.

RV: ¿A qué clase de actividades o eventos culturales se les da cabida en el CCE/Guatemala?

JF: El CCE/Guatemala acoge expresiones culturales de diversa índole, pero que están contempladas en un conjunto de documentos que respaldan su realización y planificación, con esto me refiero a los Objetivos de Desarrollo Sostenible o llamados ODS, también respondemos a la política cultural del Estado, es decir, a los grandes campos de conocimiento como los derechos ciudadanos, también velamos por el apoyo a voces disidentes latinoamericanos que corresponden a movimientos de colectivos particulares, así mismo, hay apoyo a expresiones que aporten a la ciudadanía y en pro de espacios públicos más democráticos para compartir la formación cultural con acceso público e información de calidad y veraz en el ámbito literario, periodístico, musical, teatral. Además, la promoción que estos eventos culturales requieren en representación de colectivos sociales que democraticen nuestra ciudadanía para mejorar nuestra convivencia. Por ello nuestra cartelera varía entre cine, danza, teatro, arte contemporáneo, poesía, música, foros, y cualquier expresión similar. Estas actividades se han dado porque cedemos el espacio o son producciones propias de la casa bajo el respaldo de estos documentos y que proponen un espacio democrático y accesible para todos en promoción de los derechos culturales y sociales.

El Centro Cultural de España en Guatemala se ubica sobre la Sexta Avenida del Centro Histórico, es decir en el antiguo Teatro Lux, y es un faro cultural para diversas actividades relacionadas a la cultura del país.

RV: Por ser el encargado de la biblioteca del CCE/Guatemala, comentanos, ¿qué clase de público se acerca a esta área?

JF: Es gente militante en la literatura. Hay alrededor de unos 4 grupos definidos de lectores constantes. Los primeros son los adultos mayores o jubilados, que vienen a consultar el periódico o algún libro que escogen y van leyendo a lo largo de un par de meses, acostumbran venir y ponerse de acuerdo en sus actividades del día a día. Hay otro grupo que nos visita sobre todo en época escolar, chicos y chicas de secundaria y diversificado que vienen a hacer tareas o a consultar por bibliografía la colección, estos lectores adolescentes disfrutan casi siempre del área infantil, donde también pueden participar los adultos, siempre y cuando respeten la norma de quitarse los zapatos, entonces en la época escolar tenemos una proximidad con estos adolescentes que viene en busca de poesía y novelas o cuentos. Luego, están los adultos que permanecen en un ritmo de vida más activo y que residen por este sector, vienen a la biblioteca y prestan libros constantemente para llevárselos a casa. Por último, hay un grupo de padres de familia que nos visitan fines de semana con sus hijos, no es un grupo numeroso, pero existe, además de que los más pequeños aprovechan nuestro espacio y casi cada 15 días se acercan de la mano de sus padres para leer en el área infantil, intercambiando textos literarios y comentarios en sana convivencia.



En el tercer nivel se encuentra la biblioteca del CCE/Guatemala, es un área confortable de lectura y trabajo con textos especializados en arte y cultura.

RV: ¿Qué clase de textos podemos encontrar en la biblioteca del CCE/Guatemala?

JF: Tenemos una biblioteca especializada en arte y cultura, eso significa que la colección está formada por textos de novela, cuento, textos de ciencias sociales muy básicos, de historia de Guatemala, poesía universal y guatemalteca. Libros sobre cine, teatro, pintura y arte contemporáneo, especialmente centroamericano y guatemalteco, y claro, bien actualizado. Esta biblioteca se sostiene además con donaciones de editoriales, escritores independientes e iniciativas ciudadanas, siempre tenemos las puertas abiertas a recibir estos libros, aceptamos donaciones de textos que se orienten al arte y la cultura. También hay una parte de la biblioteca que está al fondo, es nuestra sección de referencia, con diccionarios, enciclopedias y manuales sobre literatura, artes plásticas, escultura y teatro.

Hay una parte de la colección que es la biblioteca infantil, con libros dirigidos a lectores de 0 a 17 años y hay dentro un área especial para niños y niñas que está alfombrado, donde pueden estar sentados y acostados en goce la lectura y se permanece descalzo. Y además hay un servicio adicional que es la Biblioteca Infantil Itinerante, esa parte de la colección se puede prestar para colectivos y organizaciones que celebran una feria, kermesse o cualquier otra actividad que tuvieran en sus instalaciones o en el barrio; solo es de venir a solicitar la biblioteca y se la llevan para instalar en su espacio como club de lectura, consta de unos 120 libros, 24 sillas para niños, mesas, un par de alfombras y algunos almohadones.

Biblioteca Infantil Itinerante, una extensión de la biblioteca del CCE/Guatemala que sirve como apoyo a distintos eventos en barrios, ferias o centros educativos.

RV: ¿Cómo has visto el panorama literario desde tu perspectiva de gestor cultural?

JF: Yo tengo un año de laborar acá [en el CCE/Guatemala] y en este periodo las expresiones literarias son constantes, cada mes se presentan alrededor de 3 o 4 libros. La mayoría son de poesía, algunos de narrativa, otros de investigación histórica. Desde el aspecto editorial veo un florecimiento por la producción constante de voces independientes que nos permiten como sociedad no homogenizar nuestras lecturas, es decir, no todos tenemos que tener acceso a un bestseller de una editorial grande o prestigiosa, y si lo podemos leer, también podemos acercarnos a diversas propuestas de alrededor de unas 24 editoriales independientes que existen a lo largo y ancho del país. Las aventuras de emprendimiento que diversos editores y editoras muestran encuentran acá un espacio para expresarse y están en crecimiento, esto responde a una apropiación de lugares que quieren ser ocupados por escritores y escritoras nuevos, desde su propia visión como creadores de contenido, es un lugar ocupado de forma constructiva y sobre todo que son jóvenes que empiezan a dar sus primeros pasos en la literatura pero que quieren dejar una huella vigente con sus propuestas.

Hay un panorama vigoroso y fortalecedor con estas editoriales independientes que cumplen con las expectativas que el gobierno ha descuidado o que en la práctica de Estado no existen, pues está copado de burócratas, corruptos y mediocres cuyo único interés es lucrar o medrar los recursos para esta promoción cultural (particularmente lo literario), ya que siguen sin existir programas adecuados para el desarrollo de la lectura ni programas para alfabetización. Seguimos con un enorme porcentaje de guatemaltecos y guatemaltecas que siguen sin aproximarse a las letras en pleno siglo XXI. En materia de gobierno, el presupuesto que se destina al Ministerio de Cultura y Deportes es vergonzoso, anacrónico y es como un síntoma del tipo de gobierno que tenemos desde hace 30 o 40 años, desinteresado totalmente por promover, crear y servir a las diversas acepciones que tiene la palabra ‘cultura’. Sin embargo, no todo es tan malo, este malestar encuentra una solución en los promotores de cultura con espacios y nuevas propuestas para manifestar su arte.


RV: ¿Hay algún mensaje que quisieras compartir para quienes se interesan en crear y participar en actividades culturales?

JF: Pues, que no se dejen llevar por la desidia, la decepción, la tristeza o la monotonía. Siempre es bueno tener una iniciativa, un deseo o un sueño, pero no un 'sueño' en términos románticos, sino el ideal de crear y transmitir algo, como escribir un texto, algo pendiente por planificar y hacerlo. A veces las cosas no salen bien a la primera o pueden tener imperfecciones, pero en esa deformidad puede habitar la belleza también. No está de más invitar a los chicos y chicas, a los adultos mayores, y a toda la población en general, que no hay edad para crear, siempre se puede, no importa que aquello no se publique o divulgue, desde el momento en que uno concibe algo vale la pena mostrarlo. También se puede plantear el derecho o no a publicarlo. Viene a mi mente el hecho de que existen diversos juegos florales a lo largo y ancho de toda la República donde hay convocatorias a muchas categorías literarias y en Centroamérica siempre hay certámenes de diversas expresiones artísticas como danza, dramaturgia y pintura, entonces no es bueno perder la fe tan fácil en nosotros mismos.

En términos del CCE/Guatemala, las puertas están abiertas, tanto la biblioteca como todo el centro cultural. La biblioteca opera en el tercer nivel, de martes a sábado: sábado desde las 10 a.m. hasta las 2 p.m. y entre semana de 10 a.m. a 7 p.m. Nos especializamos en arte y cultura, con énfasis particular en artistas guatemaltecos y centroamericanos vigentes. Pueden prestarse libros durante periodos de 15 días, para ser socios de la biblioteca solo deben presentar carné de estudiante o DPI y un recibo de agua o luz original; y si no quieren leer pueden venir a trabajar, tenemos WiFi y agua pura en un ambiente tranquilo y agradable con baños a su disposición. Pueden acercarse para obtener información de nuestra cartelera cultural, visitar nuestra página y participar de nuestros talleres, foros y demás. Lo importante es tratar de estar con un libro entre manos, un libro siempre será un buen consuelo o buena herramienta, ya sea para interpretar la realidad o para iniciar una conversación con alguien.


***

Tras la charla que tuvimos, José se dispuso de vuelta a su escritorio para continuar con su gestión cultural y me invitó a conocer las distintas áreas que la biblioteca ofrece en su variado catálogo.

Sin duda, es una visión consoladora encontrarnos con gente que aún trabaja por rescatar nuestra sociedad, armados de arte y que ofrecen una oportunidad para crear nuevos senderos culturales como Fernández.

Área infantil de la biblioteca que tiene un área alfombrada para leer con mayor comodidad.

Fotografías y redacción de Rodrigo Villalobos; además un agradecimiento especial a José Fernández por su aporte con otras fotografías para este artículo.



Publicar un comentario

0 Comentarios