Revista cultural y literaria centroamericana

test

Lee lo más reciente:

martes, 5 de febrero de 2019

CINE - Batman: Máscara del fantasma



La historia de Batman ha estado llena de éxitos. Sin embargo, es muy claro que la serie animada de los 90 fue uno de los más grandes.

Al momento de tener que hacer una película de dicha serie, Warner se encontró con la libertad de llevar al personaje a donde quisieran. ¿El resultado? Una de las mejores versiones del caballero oscuro que jamás haya cruzado la gran pantalla.

Batman: Máscara del fantasma apareció en los cines en 1993. Críticamente aclamada, la película tuvo la mala suerte de fracasar en taquilla. No obstante, fue en el home video en donde tuvo las mieles de su triunfo, dando paso a muchas películas animadas de este tipo.

Esta película cuando apareció fue todo un hito, pues aunque tenía una animación que quizás para algunos no haya envejecido bien, su trama y maravillosa visión del personaje resultan simplemente electrizantes. Este es un Batman que crea empatía, un personaje trágico que al igual que reparte golpes también nos muestra mucho sentimiento. Asimismo, esta película tiene una de las mejores interpretaciones de Mark Hamill como el Joker. Todo perfecto para un gran momento.

En solo 75 minutos, podemos encontrarnos con una historia que nos llenará con cada fibra. De la misma manera tenemos una gran dirección de arte, sacada directamente de la magnífica serie animada. Los elementos art deco y la sensación de estar viendo a un Batman de los cincuenta resultan bastante llamativos. Esta película resulta un deleite que no nos aleja en ningún momento de la pantalla.

Antes de terminar, quiero tomarme un poco de tiempo para hablar de ciertas cosas que me parecen importantes. Primero, considero que esta es una de las mejores representaciones del origen de Batman. Hay una escena en particular que me dejó sorprendido. Es cuando Bruce Wayne se viste con el traje por primera vez. La reacción de Alfred, bastante aterrado, muestra hasta donde ha llegado la obsesión de Bruce con la justicia.

Esto es muy importante, pues contrasta muy bien con el villano de la película. Mientras que Bruce toma la justicia y hace todo siguiendo un estricto código moral, el Fantasma es un asesino despiadado. Este contraste es una idea muy clara de lo que Batman pudiera llegar a ser sino tuviera este juramento.

Porque sí, ¿justifica la justicia el asesinato? La pregunta se hace en toda la película. Y lo mejor es que no da una clara respuesta.

Este es Batman en lo mejor. Les recomiendo esta película a los fanes de la animación y a todos lo que tengan un mínimo interés en el personaje. Es una obra maestra segura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas