Promovemos artistas y espacios culturales

test

Las más recientes

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 25 de febrero de 2019

CINE - Reseña de la saga completa de Star Wars; Parte I: Precuelas



Esta es la primera parte en una serie de tres artículos en donde hablaré de todas las películas de La guerra de las galaxias. Lo dividiré basándome en eras, y en orden cronológico. Esto con el propósito de desentrañar la narrativa general de la saga. Asimismo, reseñaré el episodio 9 cuando salga a final de año, tratando de dar una visión completa de todo el conjunto.

Star Wars desde el principio fue muy influyente. Desde su aparición en 1977, la saga de películas creada por George Lucas recibió una recepción muy cálida. La gente corrió desesperada para verlas al cine, y hay muchos testimonios de que su impacto se sintió de una manera nunca antes vista con ninguna otra cosa. Ahora bien, 42 años después y con la aparición de Internet, la situación es bastante critica. Disney compró los derechos de la saga y produce nuevas películas, dando pasó a una nueva trilogía. De la misma manera, se están viendo nuevos productos que aumentan la explotación de estos personajes, aunque no todos están contentos. Hay gente que incluso que está cambiando de opinión. ¿Pero qué está pasando?

Antes de la aparición de El despertar de la fuerza en 2015, la gente tenía una constante: las precuelas eran un desastre. Sin embargo, cuatro años después, y luego del fracaso moral de Los últimos Jedi y el fracaso taquillero de Solo, la gente está pensando que quizás no eran tan malas. De hecho, hay gente que pide que regrese George Lucas, lo cual hace unos años era impensable. Esta extraña situación es bastante interesante, y genera la excusa perfecta para revisitar toda la saga y descubrir si es verdad todo. Y eso es lo que haremos ahora.

Esta reseña se centrará en las precuelas, dividiendo el artículo en tres pequeños apartados por película y terminando en una conclusión final. Mi intención con esto es generar una comprensión de esta trilogía y entender exactamente que motivó a Lucas y si logró lo que buscaba. ¿Tarea difícil? Puede ser. Pero no es imposible.

Episodio I: La amenaza fantasma


Star Wars Episodio I: La amenaza fantasma fue estrenada en 1999, 22 años después del estreno de la película original. Esta película, como casi todo lo que rodea a esta franquicia, vino precedida de una enorme expectación, la cual fue diluida no más la gente pudo verla. El enojo fue tal, que mucha gente ni siquiera trató de ver qué había detrás de la película, criticándola por muchos aspectos que, aún siendo muchos verdad, no muestran la imagen completa.

Esta película es muy interesante. Primero, no es perfecta. Para nada. Esto lo dejamos claro de antemano. La película tiene errores y decisiones extrañas, muchas suficientes para que la gente se enojara. Por ejemplo, hablemos del tono. El tono de esta película es raro. Hay muchas partes en donde el humor trata de ser muy infantil, mezclándolo con una trama que es mucho más compleja que en las películas anteriores. De hecho, mucha gente reniega de esto, diciendo que Star Wars tiene que ser solo diversión y negando todo el trasfondo político que tiene la historia.

Hay que entender algo. La película empieza mal. De hecho, diría que sus primeros treinta minutos son confusos. La aparición de Jar Jar Binks es bastante molesta. Sin embargo, cuando los personajes llegan a Tatooine y se introduce a Anakin Skywalker, la cosa se pone muy interesante, dando pasó a revelaciones muy importantes que enriquecen el universo.

En sí, Anakin es un mesías. Fue concebido sin sexo, de manera milagrosa. Lucas explica esto de una manera que a muchos les pareció rara, introduciendo un concepto muy científico pero dándole una explicación mística. No obstante, esto me parece bueno, pues revela la naturaleza del universo de Star Wars, en donde la ciencia y la religión se han mezclado a tal punto que su relación es casi simbiótica. Esto se revela cuando salen de Tatooine y van a Corusant, la capital de la República. Allí, Anakin es puesto a prueba por el consejo Jedi, revelando sus capacidades ocultas. Esto crea la sospecha de que el niño es el centro de una profecía, resaltando su cuestión de mesías.

Toda esta narrativa espiritual viene mezclada con un trasfondo político. La trama principal de la película se centra en la ocupación de la federación del comercio de un planeta llamado Naboo. Naboo, mundo natal del senador Palpatine, se convierte en una pantalla para que este oscuro personaje tome el control de la República. Por medio de estas maquinaciones, Palpatine utiliza a todos, obteniendo algo importante y creando un panorama que le permita avanzar más adelante.

Episodio II: El ataque de los clones


Tres años después apareció la segunda película. El ataque de los clones es considerada por casi todos como la peor de las precuelas. Y sí, es la peor, pero tampoco es una película mala.

Es más, esta película resalta los dos trasfondos de la historia aún más. Aquí, Anakin, ya crecido, se reencuentra con Padmé Amidala, su amiga de la infancia y que curiosamente ostentó el cargo de reina de Naboo. Padmé, ahora fungiendo como una senadora, vive momentos difíciles pues el blanco de varios intentos de asesinato, los cuales pueden estar relacionados en propuestas de ley que quiere proponer. Viendo esta situación, Anakin y su maestro Obi-Wan Kenobi son asignados a protegerla, dando paso a una cacería que divide a ambos Jedi.

La historia lleva a Anakin y a Padmé a Naboo, aunque por diversas situaciones terminan de nuevo en Tatooine. En su planeta natal, Anakin descubre que su madre ha sido secuestrada por los Tuskan, una raza de aborígenes bastante violentos y peligrosos. Guiado por las pistas que le da su padrastro, el joven Jedi decide buscar a su madre, descubriéndola en peligro y observando cómo muere.
Este es un momento importante. Acto seguido, Anakin procede a asesinar a los Tuskan. Este acto de odio, contradice las enseñanzas Jedi y abre el camino para que Anakin sea tentado por el lado oscuro.

Al mismo tiempo, la trama sigue a Obi-Wan en sus investigaciones para descubrir a los asesinos. Estas averiguaciones lo llevan a un planeta perdido, Kamino, en donde descubre que un maestro Jedi ordenó la creación de un ejército de clones, los cuales son creados directamente del ADN de un cazarecompensas llamado Jango Fett. Obi-Wan sospecha que este Jango Fett es quien intentó asesinar a Padmé, por lo que decide confrontarlo y luego de una pelea lo persigue hasta un planeta llamado Geonosis. En Geonosis, Obi Wan descubre los planes de los separatistas, una facción de planetas liderada por un exjedi llamado Dooku y que desea exilarse de la República. Asimismo, descubre la existencia del señor de los Sith.

Toda esta narrativa concluye en un enfrentamiento final en Geonosis, en donde Anakin y Padmé arriban para rescatar a Obi-Wan. Esto, seguido por la llegada de los Jedi y de los clones culmina la película.

Ahora bien, en medio de todo esto suceden varias cosas más. Primero, Padmé y Anakin se enamoran y se casan. Esto es importante, pues es una prohibición de los Jedi. Este tabú dará inicio a una serie de acontecimientos que serán principales en la última película.

Episodio III: La venganza de los Sith


Tres años después, surgió la última película de la trilogía: La venganza de los Sith, que culmina los acontecimientos de esta historia pero que abre la narrativa de la trilogía original.

Esta película es considerada la mejor de esta trilogía y muchos fans (incluyéndome) la consideran una de las mejores de toda la saga.

Lo interesante de esta película es su profundidad. Esta película revela todo el propósito y el trasfondo de la trilogía. Aquí, Anakin finalmente se pasa al lado oscuro. ¿Y cómo lo hace? Por miedo. Miedo de perder a su amada Padmé.

Esta cuestión es poderosa. Primero porque el miedo es una cuestión negativa para los Jedi. El miedo es una puerta al lado oscuro, pues crea debilidad. Y esta es la debilidad que Palpatine aprovecha para tentar a Anakin.

Cual Lucifer, Palpatine mueve los hilos y obtiene todo lo que busca. En la película anterior, obtiene el control del senado bajo una ley que le otorga poderes extraordinarios, lo cual y aunado a la tensión generada por la guerra entre la República y los separatistas, abre su camino al poder.

Aquí viene la alegoría de Lucas. Esta trilogía habla sobre la muerte de la democracia y el surgimiento del totalitarismo. Palpatine es Hitler cuando tomó el poder absoluto en Alemania. Todo es bastante evidente.

Esta narrativa abre pasó a la fundación del Imperio galáctico que miramos en la trilogía original. Palpatine engaña al senado y crea la falsa noción de que los Jedi traicionan a la República. Esto, mezclado con el control absoluto que tiene del ejército, desencadena en el casi exterminio de los Jedi.

Y digo casi, pues algunos sobreviven. Entre ellos se encuentra Obi-Wan, quien mientras descubre las atrocidades cometidas por Palpatine, se encuentra con la realidad de que Anakin no es el mismo. Esto lleva a la confrontación final entre Anakin y Obi-Wan, concluyendo con la derrota de Anakin y la destrucción de su cuerpo, creando así la imagen del personaje que conocemos como Darth Vader.

¿Pero porqué Anakin de pronto decide hacer esas cosas malas? La respuesta es el miedo. El miedo de perder a Padmé. Esto es triste, pues la película nos muestra constantemente como Anakin tiene visiones de la muerte de Padmé. Y esta paranoia es la que Palpatine aprovecha para ponerlo de su lado.

Y sí, Padmé muere. Aunque no sin antes dar a luz a dos gemelos. Estos gemelos son Luke Skywalker y Leia Organa, protagonistas de la trilogía original.

Conclusión


Antes de terminar, quiero dejar varias cosas en claro. Los errores de esta trilogía son muchos. Por ejemplo, tenemos el dialogo, el cual es bastante mediocre. Considero que Lucas, al dotar a su trilogía de un toque trágico, quiso hacerlo shakespereano, aunque por desgracia no le salió el experimento. Otra cosa son los efectos visuales, los cuales son sobreutilizados en la película. Esto por desgracia le da un aspecto algo viejo al CGI que no se nota mucho en la trilogía original.

Y con esto no quiero decir que el CGI es malo. Para nada. Es muy bueno, y para la época fue revolucionario. Sin embargo, hay partes en donde quizás Lucas debió de haberlo utilizado menos, pues son tan evidentes que molestan un poco la experiencia.

Ahora vayamos a lo bueno. Como se darán cuenta, la narrativa es su fuerte. Esta historia es muy interesante y el desarrollo de mundo bien planteado. Asimismo, las escenas de acción están a otro nivel y son excelentes. Pongo especial énfasis a las peleas con sable laser, pues son impresionantes. Siendo las mejores la pelea entre Darth Maul, Qui-Gon Ginn y Obi-Wan Kenobi y la pelea final entre Obi-Wan y Anakin.

De la misma manera, quiero dar especial mención a la escena de la carrera en el Episodio I. A pesar del tiempo que ha pasado, se sigue viendo muy impresionante. Y fue un gran avance para la época.

En fin, aquí están mis pensamientos hacia esta trilogía. Sé que el artículo es largo, pero era necesario irse en profundidad. Por favor, esperen mi opinión de la trilogía original y las secuelas.

¿Y cuál es el veredicto? Esta es una muy buena trilogía. Y es que si bien empieza algo floja, el desarrollo y el resultado final resultan impresionantes. Asimismo, la visión de Lucas y su imaginación es algo que se extraña mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas