Revista cultural y literaria centroamericana

Header Ads

Scorsese en su máximo esplendor: "El irlandés" ("The Irishman") - Reseña

RESEÑA POR HENRY VARGAS ESTRADA / 31 DE JULIO 2019 

Poster de The Irishman
The Irishman (TriBeCa Studios)

La obra de cinematográfica de Martin Scorsese está llena de luces, de películas inolvidables que se quedan grabadas en la mente del espectador. Sin embargo, (para bien o para mal), el director italo-americano siempre ha sido relacionado al género del crimen, más bien a las películas centradas en la vida de los gánsteres. The Irishman, su propuesta para 2019, parece ser la culminación de varias décadas hablando de este tipo de personajes.

Basada en una historia real, The Irishman cuenta la historia de Frank Sheeran (Robert De Niro), un camionero estadounidense de ascendencia irlandesa y veterano de la Segunda Guerra Mundial que se ve involucrado en el mundo de la mafia italiana, siendo su rol el de sicario para la familia Buffalini. Asimismo, la película también se centra en la vida de Jimmy Hoffa (Al Pacino), el presidente de la gremial de camioneros y víctima de uno de los asesinatos más misteriosos jamás vistos. Estos dos personajes, agregando en medio la figura del capo Russell Buffalini (Joe Pesci), son los protagonistas principales de esta épica de más de tres horas.

Y sí, decir que la película dura más de tres horas puede ser una mala señal para algunos. Lo cierto es que The Irishman es una película que no pierde tiempo y que aprovecha su larga duración para desarrollar a unos personajes vívidos y bien construidos. Este profundo desarrollo, tan poco común en el cine hollywoodense, resulta bastante chocante para alguien que espera una película centrada en la trama y en los momentos emocionantes. Esta película es una muestra de ese cine que peca de introspectivo para algunos, pero que crea deleite con solo escuchar una conversación o ver las manías de los personajes. Es un cine muy literario por decir algo.

Martin Scorsese
El cineasta Martin Scorsese

Está claro que The Irishman es un filme que se mantiene por las actuaciones de los actores principales, los cuales tienen la suficiente experiencia para llevar sobre sus hombros un tren tan elaborado como este. Robert De Niro es fascinante como Frank Sheeran, dándonos una interpretación que (gracias a la fantástica tecnología “de-aging” usada en la película) dice mucho con pocas expresiones. De la misma manera podemos alabar el trabajo de Joe Pesci, más veterano y salido del retiro, quien nos da un trabajo que contrasta con esos mafiosos airados que interpretó en el pasado. Aunque creo que en mi opinión quien se lleva las palmas es Al Pacino.

Siempre es bueno ver a Pacino en una película. Su energía y capacidad de comerse las escenas con facilidad, tan famosa en sus roles como Tony Montana o Michael Corleone, se ve con mucha fuerza en esta producción. Es extraño, pues, aunque es su primera colaboración con Scorsese, Pacino parece entender muy bien las necesidades del director y las aplica de una manera que, considero, no es menos que brillante. Estas actuaciones son acompañadas con un trabajo de cámara impecable, resaltado desde la primera escena con esa toma que recorre delicadamente el pasillo hasta llegar al anciano Frank Sheeran. Agreguémosle también el inteligente uso de la violencia y el manejo de conversaciones, los cuales resaltan una dirección realmente impecable y que nos mete de lleno en un mundo peligroso pero elegante.

En resumen, The Irishman es cine visto desde una perspectiva antigua en pleno 2019. Con esta película, Scorsese parece acompañar sus declaraciones contra el cine de superhéroes y mostrarnos su tipo de cine, el cual puede gustarnos o no, pero que nunca nos dejará indiferentes. Obra maestra indiscutible.

HENRY VARGAS ESTRADA

Publicar un comentario

0 Comentarios