Promovemos artistas y espacios culturales

test

Las más recientes

Post Top Ad

Your Ad Spot

jueves, 2 de enero de 2020

DESTA/K/DOS - Retrato literario: Carlos Javier Jarquín, "Chico poeta"

Ana Anka y Carlos Jarquín, "Chico poeta".

En la Feria Internacional del Libro de Costa Rica (FILCR2019), realizada en mayo de 2019, tuve la dicha de conocer y compartir con escritores y escritoras noveles u otras de larga trayectoria. En esta feria conocí a Carlos Javier Jarquín (1990) nicaragüense radicado en Costa Rica.El chico poeta- Corazón de poeta - escritor, columnista, gestor cultural, periodista y poeta, escribe sobre diversos temas con mayor énfasis en lo cultural y literario, cultiva distintos géneros literarios: poesía, crónicas, artículos de opiniones, prólogos, reseñas y entrevistas. En múltiples ocasiones ha sido colaborador de distintos periódicos y revistas físicas y digitales de España, Estados Unidos, México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Perú, Bolivia, Ecuador, Argentina, Uruguay y Chile. Poemas suyos han sido incluido en varias antologías poéticas en conjunto con poetas internacionales. Es columnista de esta prestigiosa Revista La Fábri/k/ de Ciudad Guatemala que trasmite para el mundo excelso contenido.


Como toda fiesta del libro con sus autores y presentaciones, fans, amantes de la cultura, estudiantes, curiosos, niños y niñas -maravillados ante la magia de libros y teatro de promoción a la lectura - programaciones diversas y de estímulo lector.  Por un momento  pensé y soñé, que estaba en la ciudad de Caracas, en la FILVEN encontrándome con amigas o amigos que no veía hace tiempo, porque la fiesta del libro es un reencuentro y también nos posibilita conocer diversos autores y compartir con personas desconocidas, quienes tenemos en común amar los libros y así, pues, aparece un joven comunicador cultural, leído en Latinoamérica –  ni siquiera tiene tres décadas y aparenta menos edad, con rostro luminoso, adolescente y con ese rostro de niño eterno, sonreído.

Aparece en la Feria internacional del libro de Costa Rica el 16 de mayo y hoy, en el mes de las fiestas Navideñas, reconozco su gesto humano y ese valor de la humildad, solidaridad, dignidad tan alejada de la soberbia e impunidad e irrespeto de las autoridades y todopoderosos el cual es imitado por muchos jóvenes y adultos condicionados a los bienes materiales de cambio y uso. El medio artístico como cualquier estamento de la sociedad está permeado y los egos y narcisismos vuelan, y en nada se corresponde el decir de una poesía amorosa o social con el atropello en sus relaciones.  Hay muchas tesis que abordan la separación de la producción literaria y la vida del autor o autora, pero bien, aquí partimos con una dinámica holística o integral.
 
Particularmente al estar en una Feria del libro me estremezco ante la magnitud y cantidad de literatura desconocida y la finitud de la vida y reconozco la vida efímera para leer el mundo de los libros ese Aleph maravilloso de Borges, quizás compartir los momentos y sueño estar en un carrusel montada degustando una manzana azucarada y de pronto, Corazón de poeta, existe y habla de la existencia, con una espontaneidad de niño curioso y travieso.  Aún hay seres nobles que deambulan y tropezamos para construir. Los comunicadores sociales en sus afanes de reportajes y de redes sociales luchan o batallan contra el tiempo y ni siquiera se les siente en entrevistas, porque marchan a velocidad y todo es tan efímero, así nos perdemos de la calidez y ternura y se tornar como normal el atropello continuo de palabras y disparos de foto.  Muchas veces ni siquiera respetan el discurso al ser entrevistado, conocemos el oficio reporteril arduo y difícil, que nos exige más atención y sentimiento en el arte de hilar palabras y conversar con seres humanos.
   
Con esa paciencia armoniosa, de una voz dúctil y clara del Chico poeta uno se deja fluir, la memoria mana con naturalidad y con juego lúdico de su mirada profunda y sagaz, uno se olvida del entrevistador y se sumerge en un  monólogo y se despierta al ser llamada con esa voz cantarina y paciente. En esta Fil CR fue invitado de honor Centroamérica cuenta, con su presidente el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, la poeta Gioconda Belli, de Guatemala Negma Coy, Dennis Ávila de Honduras, Ángeles Mastreta de México, entre otros invitados internacionales como la diversidad de escritoras y escritores anfitriones.
    
Decía del joven columnista internacional, de su acentuada atención sensible en este difícil oficio de lidiar con diferentes egos, y de informar del que hacer cultural a la ciudadanía, de promover la lectura, de tantos escritores desconocidos y tan valiosos que solo son conocidos por periodistas, gestores culturales que aman el oficio de comunicar del acontecer cultural, porque el trabajo cultural es disciplinado y paciente, muy laborioso y de mucho respeto al lector.  Hay jóvenes y adultos de jóvenes  escritores que tienen la oportunidad de comunicarse, porque hay que destacar, como en todo evento macro, está sujeto a diversas lecturas y para mí, fue el trabajo de jóvenes escritores de la Universidad de Costa Rica con su revista sencilla Los Come libros, dedicado a los Migrantes y la teatralización, talleres de mujeres poetas feministas y las visitas de estudiantes redimensionan valores y le dan sustancia al hacer poético, las realidades y crisis del milenio son tratados con nuevos ojos en compañía horizontal sin jerarquías, aman la poesía, está en su revolucionar de vida, ante el derrumbe de paradigmas inhumanos y su alegría de vivir libre nos impulsa a estar en sintonía de amar la libertad y justicia. 

El chico poeta, con su amor solidario y desinteresado plasma y abre puentes o portales con sus entrevistas y reflexiones para detener el tiempo, un instante o destello literario, del amor honesto a ese otro ser humano, que también sueña y de alguna forma en los medios impresos y  las redes sociales se logra promover, en el buen decir y uso se masifica la cultura, con  esa otra mirada de artistas, sensibles y creadores. Ese respirar humano y juvenil del chico poeta, se refleja en sus columnas con cantos a la esperanza, sueños, valores, esa luz del ser que nos alumbra más en Navidad. Sería otra la humanidad si cultiváramos la comprensión y respeto al diferente, que también es nuestro hermano y hermana, al menos saber guardar silencio para no dañar u ofender. 

Sin resentimientos ni agresivo ni resentido hila sus crónicas ágiles, en noches compañeras de palabras o altas madrugadas al fragor de la musa,  digo esto porque el oficio del poeta y ser migrante es muy doloroso, duro de roer y si fuera de personalidad frágil, sin valores, estaría sometido al condicionamiento fácil de la vida y vicios efímeros, pero es un joven poeta de corazón noble y siente el alma sabe que la vida es una danza, sabe nadar a contracorriente con  inteligencia,  sin disfraz, con amabilidad y respeto se transparenta en sus textos, al ser. Una pluma lúcida y sensible de las nuestras y nuestros, convive en esta tierra grande americana del poeta Rubén Darío, Gabriela Mistral, Andrés Eloy Blanco, César Vallejo, Pablo Neruda, Octavio Paz, Gabriel García Márquez, Teresa De la Parra y cientos de artistas para compartir y leer en estas mágicas vacaciones.

  • Ana Anka (Lima, Perú, 1955), residente en Venezuela. Escritora, poeta, columnista, promotora cultural, editora, Psicóloga, locutora, he sido profesora de psicología de la Universidad de Oriente, Núcleo Monagas y Psicóloga en Educación Especial de la Zona Educativa del estado Monagas. Desde 1992 vive en Maturín, Monagas, Venezuela. Entre sus libros publicados figuran: Ensayos y compilaciones (1987) Mimetismo Pendular. Huídos de Saturno, (1999). Eros y pedagogía (2005), Batería de poetas Avanzadoras (2014), Anacópula, (2017). Desde el mismo punto, (2018). Sus textos se han presentado en ferias internacionales de libros de Venezuela, Costa Rica, Panamá, Cuba y Perú. Contacto: rosancah@gmail.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas