Revista cultural y literaria centroamericana

Header Ads

Los 10 videojuegos que te recomendaría siempre - Reseña

RESEÑA POR RODRIGO VILLALOBOS / 2 DE JUNIO 2020

Fuente: Pexels.

La industria de los videojuegos evoluciona constantemente, asimismo las compañías grandes como Microsoft, Sony y Nintendo han revolucionado la manera de interactuar con los mandos y los gráficos en, al menos, 40 años; la palabra "jugabilidad" ha entrado en el léxico de muchos quienes nos hacemos llamar gamers; y los tópicos son tan amplios hoy en día que hay videojuegos para todos los gustos.

Actualmente, el placer de acercarse a una consola está muy presente en nuestra cotidianidad, también se han creado compañías que desarrollan este tipo de productos para el entretenimiento y la competividad entre jugadores; y ni hablar de que tras esta pandemia, muchos nos hemos reencontrado con nuestros videojuegos favoritos para empezar, continuar o terminar, cada uno de ellos, por primera, segunda, tercera o enésima vez.

Por lo que dejo una opinión y recomendación a algunos de los más emblemáticos títulos que he disfrutado. Para ello, me he valido de un argumento: no repetir un título de una misma franquicia o saga de videojuegos, por lo que he seleccionado de entre ellos, el que me parezca mejor, argumentando las razones tras la elección. ¡Empezemos esta lista de pixeles!

10. Super Bomberman 2


Un clásico de las consolas de SNES; las sagas de Bomberman fueron un éxito, sobre todo en Japón, sus protagonistas iban acompañados de una sola premisa: podían sacarse bombas de la nada, mientras tenían un diseño muy de power ranger junto a esos cascos con mecha. Su diseño de programación para nada se trata de algo llamativo a primera vista, sin embargo, es un juego dinámico por sus items coleccionables que potenciaban algunas ventajas y las estrategias que se podían emplear, tanto en "modo multijugador", como en el "modo historia". Divertido, estratégico y versátil. En particular, el Super Bomberman 2 de 1994 (sin conejos-canguro) era fresco e innovador, pero muy olvidable para esta parte del mundo lamentablemente.

9. Grand Theft Auto IV - San Andreas



La saga de GTA y RockstarGames cambió muchísimo los juegos de "mundo abierto" y los robos de vehículos. Recuerdo haber jugado infinidad de ocasiones varios GTA (del GTA II al GTA V), pero hay un acierto pleno en el GTA IV (del 2004) que desemboca en la algarabía y el enganche de quedarse por horas con el mando. Debe ser porque si juegas a esto, estás esperando divertirte siendo un mafioso o un delincuente, la violencia no es la vía de resolución del conflicto acá, sino la única respuesta. Y no vengan a decir que estos juegos fomentan la violencia en Estados Unidos o el resto del mundo, porque la realidad es muy distinta a lo que puedes realizar con un videojuego, esto es entretenimiento y lo divertido está en ridiculizar las formalidades morales en situaciones ficcionadas. Así que si quieres liderar tu propia banda delictiva, proteger a tus prostitutas, pilotear un avión con mucha droga y sobornar a la policía, todo a la vez, esta es la mejor terapia para toda esa ira acumulada con el jefe (no olviden que también pueden jugar al buen ciudadano y trabajar como taxistas, no todo es sangre).

8. Mortal Kombat - XL



Una franquicia de juegos revolucionaria para los "juegos de pelea". La dinámica de MK es fiel a su propio estilo desde su primera aparición en 1992 (de Midway), pero es el MK XL (de 2016, extensión de MK X) el que se lleva la mejor apuesta, pues ha incluido personajes de la cultura de terror, junto a los ya reconocibles Scorpion, Sub-Zero, Sonya, Raiden, entre otros. Su jugabilidad y cambios de estilo de combate lo hacen innovador para la franquicia, al mismo tiempo, guarda un cuidado estético sobresaliente con diversas skins para los nostálgicos. Un buen juego, obligatorio para los amantes de los combates y para los que saben sacar el máximo provecho de la victoria humillando al oponente con una "fatality".

7. Tiny Toon Adventures - Buster's Hidden Treasure



Los juegos de plataforma no pueden faltar entre estas sugerencias. Este juego, oriundo de la consola SEGA Génesis, es necesario, porque lo complejo de sus diseños de nivel va más allá del izquierda-derecha y arriba-abajo, además de que sus personajes son los bien conocidos Tiny Toons (un spin-off de los Looney Toons, los mismos, pero pequeños). Es un juego de 1993 con una dudosa capacidad de respuesta en el mando, sin embargo, es un costo dispuesto a aceptarse por lo entretenido de su caricaturesca fórmula de interacción.

6. Need For Speed - Underground



"Carreritas", un término despectivo por muchos años a los videojuegos de velocidad. Gran Turismo fue el primer videojuego que cambió la fórmula para los ahora llamados "simuladores de manejo", pero N4S lo hizo llamativo con sus "modificables". En 2003, llegó el título más revolucionario de toda su franquicia, Underground; en este momento, la amalgama de respuesta de mando, los gráficos brillantes y su excelente soundtrack, impactó las consolas de esta generación, incluso si lo jugabas en una GameCube en lugar de una Xbox o PS2. Aparte de ser auditiva y visualmente impactante, era un juego competitivo, retaba al jugador a hacer modificaciones estratégicas al auto, más que solo darle velocidad; un custom en el lugar menos indicado, podría significar una mala racha sin ganar una sola carrera.

Momento de una pausa y menciones honoríficas. Resident Evil - Dead Aim: Probablemente un título menos disfrutable que el RE4, pero es un título único por su manera de 'gatillear' y su radar de proximidad lateral, se trata del icónico suspenso y pánico psicológico post-apocalíptico de la saga, pero con una trama no apta si eres claustrofóbico; Super Mario World 2 - Yoshi's Island: Mi juego favorito de la saga del fontanero, irónicamente este título de SNES tiene como protagonista a un grupo de Yoshis variocolor y no al bigotón de gorra roja, pero sus plataformas son sumamente interactivas con las variantes de movimiento a lo alto y largo de la pantalla; Super Smash Bros. - Melee: Un gran acierto para Nintendo desde la consola N64, esta versión para GameCube resultó más ágil y con mejor respuesta de mando, algo que se extraña en las nuevas entregas a costa de mejores gráficos; FIFA 07: Durante muchos años, los simuladores de deportes fueron relegados a mandos muy sencillos, fue a finales del 2006 que aparece esta joya, un videojuego que cambió la dinámica gráfica y de jugabilidad, lamentablemente, posterior a este juego, casi todos los FIFA replicaron las mismas fórmulas con mejores gráficas año a año y ya; Sonic - The Hedgehog: Uno de los primeros juegos de plataformas que jugué, a diferencia de su competencia directa, Super Mario Bros., de Nintendo, la apuesta por la velocidad del erizo azul en Sega fue un acierto como pocos y mantuvo a flote su franquicia por las gráficas innovadoras para su época y la buena respuesta al mando.






5. Klonoa - Empire Of Dreams



Si bien es una saga nacida en la consola de la PS, los juegos que más he disfrutado del conejo volador son los de GBA. En particular, este juego de 2001, hizo mella en mi adicción por los juegos tipo metroidvania, su música y ambientación, en conjunto con la dificultad de sus niveles, se vuelven un fastidio para quienes tienen poca paciencia. Esto no hace menos disfrutable estos juegos, sino que permite explotar todas las capacidades de Klonoa dentro de áreas delimitadas con perseverancia e inteligencia.

4. Megaman - X3



Esta franquicia, conocida en Japón como Rockman, es una increíble saga con un protagonista de nombre X, sin embargo, la llegada de Megaman X3, para el SNES en 1996, trajo una opción de juego con un personaje icónico, Zero. Aunque este nuevo personaje no pudiera enfrentarse a los Mavericks (los villanos del stage en curso), usar el sable láser era una satisfacción aparte. La estilización del juego y su música lo hicieron memorable para quienes lo jugamos.

3. Shadowman - N64



La proyección historicista de su narrativa, el contexto de la magia vudú, la dualidad entre el mundo de los vivos y los muertos, diseño de niveles envidiable para su época y una caracterización con cinemáticas provocadoras con terror, suspenso y sangre explícita, hacen de este título algo inolvidable para mí. En su momento (1999), las gráficas no importaban, lo que interesaba era conocer el destino real del hermano menor de Michael Le Roi, enfrentarte a asesinos seriales (como Jack "El Destripador"), atravesar el infierno y encarar al mismísimo demonio (Legión, específicamente). Fue el primer juego en el que me encontré con dos finales distintos, y su extenso mundo oscuro no desentonó con las expectativas tras recorrer cada rincón.

2. The Legend Of Zelda - Twilight Princess



Esta franquicia está presente en todos los top de videojuegos, en distintas versiones, siendo las más usuales en aparecer: Majora's Mask, Ocarina of Time, Breath of the Wild, A Link to the Past y The Wind Waker. Yo he escogido el que probablemente sea el más oscuro, con el permiso del Majora's Mask. Twilight Princess desprende un aire de austeridad, nostalgia y anormalidad por todos lados, es un juego triste y con una carga emocional intensificada, no solo por sus colores, sino por el desarrollo de la trama y la evolución de sus personajes. Lo agridulce de una época en decadencia de Hyrule, se percibe en los diálogos y en las dinámicas duales de juego, porque sí, acá te toca hacer de canino y esta animalización tiene un trasfondo interesante a medida que avanzamos. Su jugabilidad y ambientación es hermosa, pero lúgubre e inquietante. Sin duda, este será un juego único en la saga, por el entorno y la provocación que tiene con el gamer.

1. Bloodborne + DLC: The Old Hunters


De la mente de Miyasaki brotan ideas grandilocuentes y geniales, su saga Souls es bien conocida, tanto como la reputación de su grupo de desarrollo de videojuegos, FromSoftware. No obstante, la brutal obra de arte y concepto que concibió primeramente como el Beast Project y que posteriormente evolucionó a Bloodborne (2015), debe ser la cosa más bizarra y maravillosa que ha producido este hombre. Bloodborne tiene una ambientación victoriana-gótica cautivante (excepto por su seco soundtrack), el 'lore' detrás de este videojuego es inagotable. Yharnam y sus oscuras noches de caza tienen una narrativa interpretativa distinta a un juego convencional, los sucesos que ocurren ahí incluyen contactos con deidades de aspecto lovecraftiano, sectas obsesionadas con la sangre, mitos de civilizaciones antiguas y una variedad de enfrentamientos de pesadilla. Gran jugabilidad, desarrollo de gráficos impecable, un arsenal de armas para todos los gustos y una dificultad considerable, vuelven a Bloodborne la mejor entrega de Miyasaki. Lo extenso de su tiempo de juego, es capaz de transformar al más perspicaz y paciente jugador en un manojo de nervios en cualquier momento, acaso por su suspenso y terror cósmico-psicológico, otrora por los desafíos, trampas y jefes de área que posee. Eso sin contar la maravillosa extensión que prepararon posteriormente (DLC: The Old Hunters), una prueba cuesta arriba que no tiene reparos en fastidiar al más hábil gamer.



Diviértanse con la consola de su preferencia, jueguen incluso con sus teléfonos y sepan disculpar si no incluí algún juego de su preferencia. Nos leemos pronto y recuerden que los videojuegos no nos hacen violentos.




Publicar un comentario

0 Comentarios