Revista cultural y literaria centroamericana

Header Ads

Sineresis y diéresis - Andamiaje literario

PUBLICACIÓN POR PABLO BEJARANO / 05 DE AGOSTO 2020



   Como es arriba es abajo, dice Hermes Trismegisto; en el caso del arte de escandir, como es entre las palabras es adentro de ellas, recordemos que el cómputo silábico depende de la forma natural en que pronunciamos las cosas. A la hora de contar las sílabas, todas las licencias poéticas tienen la misma importancia, por eso, estudiaremos la diéresis y la sinéresis.

 ¿Qué son? ¿Cuándo se utilizan? ¿Cómo se utilizan? Son algunas de las interrogantes que resolveremos…

SINÉRESIS: Es una norma poética que nos permite unir dos vocales pertenecientes a una misma palabra, pero que están en diferente sílaba. Las vocales que gramaticalmente contaríamos por separado, por medio de la sinéresis, podemos tomarlas como diptongo. Este recurso, al igual que la sinalefa, no hay que buscarlo, simplemente sucede, o de lo contrario podríamos alterar de una forma muy notoria la pronunciación de las palabras. Ejemplo:

Cuando eras la princesa 
de la boca de fresa,
cuando tenías aún esa 
forma de hacerme daño.
(JOAQUÍN SABINA)

Cuan-doe-ras-la-prin-ce-sa=7
de-la-bo-ca-de-fre-sa,=7
cuan-do-te-nías-aún-e-sa=7
for-ma-deha-cer-me-da-ño.=7
 (JOAQUÍN SABINA)

  Como podemos apreciar, el cantautor español, Joaquín Sabina, métricamente, toma como una sola sílaba “nías” y “aún”, lo que, gramaticalmente, serían dos: “ní-as”, “a-ún”, esto lo hace por medio de la sinéresis. Para saber cuándo hay o no sinéresis, podemos guiarnos por la misma tabla con que nos guiamos en la sinalefa y el hiato, y que vimos en el texto anterior.

DIÉRESIS: Es, en métrica, una licencia que viene siendo la contraparte de la sinéresis, nos sirve para separar en dos sílabas lo que forma solamente una. Lo haremos por medio de las diéresis (¨) con lo que desharemos el diptongo. A esta sí podríamos llamarla licencia poética, ya que es algo que no es natural, sino que el poeta utiliza con el único fin de alcanzar el metro deseado. Ejemplo:

Ya no te tengo miedo,
reina, pero no puedo
seguirte en tu vïaje.
(JOAQUÍN SABINA)

Ya-no-te-ten-go-mie-do=7
rei-na-pe-ro-no-pue-do=7
se-guir-teen-tu-vï-a-je=7
(JOAQUÍN SABINA)


   Como podemos ver, por medio de la diéresis (¨) el autor hace de la palabra “viaje” que es bisílaba, una palabra trisílaba (vï-a-je) para conseguir la medida deseada en el verso. En estos casos el símbolo de diéresis irá siempre en la vocal más débil de las dos. Es una de las licencias menos usadas en la actualidad, sin embargo, es abundante en los poemas del Siglo de Oro Español y en los poemas de bardos como Rubén Darío y Antonio Machado. Se recomienda no abusar de esta licencia para que el poema no pierda su calidad, usarla únicamente en casos de extrema necesidad y no emplearla jamás en los lugares donde recaen los acentos rítmicos y tampoco más de una vez por estrofa.




PABLO BEJARANO


Publicar un comentario

1 Comentarios

  1. El materia es muy preciso e ilumina el camino para la construcción métirca de versos.

    ResponderEliminar