Revista cultural y literaria centroamericana

Header Ads

Entrevista a Marshiari Medina de Teresa Magazine

Teresa Magazine:  una ventana a la literatura para artistas emergentes

ENTREVISTA POR LUIS RICARDO LÓPEZ ALVAREZ / 2 DE SEPTIEMBRE 2020


Teresa Magazine banner



«Teresa la marquesa, tipití, tipitesa; tenía una corona, tipití, tipitona; con cuatro monaguillos, tipití, tipitillos;  y un cura sacristán, tipitín, tipitá...»  Así se canta una ronda infantil en España y en partes de México. 

Hoy queremos a manera de homenaje a este proyecto literario mexicano importantísimo para la difusión de artistas emergentes y al cual vale la pena  que si somos noveles o consagrados en esto del quehacer literario; enviemos nuestros textos para dar a conocer a una buena porción del mundo aquello que hacemos con amor. 

Para ustedes queridos lectores traemos una entrevista para dar a conocer el trabajo que Marshiari Medina junto con Alexander Ganem, Ignacio Ortiz y Daniel Valdez; han puesto empeño en crear un espacio amplio para la difusión y discusión de la literatura y arte desde sus muchas manifestaciones, y como un espacio seguro para todos.

Marshiari es una mujer accesible al diálogo, de animo ameno y palabra clara; con una visión definida de hacia donde quiere que se dirija su proyecto. Hoy quiero agradecerle por el tiempo brindado para esta entrevista.  

¡Ojo lectores! al final de la entrevista les dejamos los enlaces al sitio y a las redes de Teresa Magazine.




Logo Teresa Magazine


Luego de una serie de dialogos textuales electrónicos comenzamos a platicar con Marshiari Medina y estas fueron sus respuestas a mis preguntas: 

¿Qué es  Teresa Magazine y cuál es su objetivo?

Somos una revista mexicana, sin fines de lucro. Es decir, queremos que nuestra plataforma sirva de impulso a los jóvenes escritores y a los artistas emergentes, sin pensar en términos de ganancia. Queremos ser libres para autogestionarnos, jugar con posibilidades creativas y encontrar puntos de encuentro narrativos.


¿Cuéntanos del tipo de contenido que publican?

Publicamos cuento, ensayo, poesía, entrevista y minificción. Nuestras secciones son prácticamente esas cinco. Creemos que se trata de categorías ampliamente conocidas que permiten a los futuros colaboradores acercarse a nuestra revista. Sabemos que la mayoría de los jóvenes escritores empiezan experimentando con  los géneros literarios canónicos, así que, de entrada, decidimos abrir el espacio precisamente a esas formas.

Sin embargo, estamos abiertos a propuestas de otro tipo: las líneas que siga la revista pueden expandirse en función de los diversos ejercicios creativos de nuestros colaboradores. 

Realizan charlas y eventos en linea, ¿De qué van estos eventos?

Las charlas son eso, momentos en los que nuestros invitados pueden hablar sin restricciones sobre tópicos y aspectos de sus diversos campos de estudio. Suelen girar en torno a temas escriturario-literarios, humanísticos, o relacionados con algún aspecto o tópico dentro del pensamiento social. No hay una temática privilegiada, nos gusta conocer la opinión y el saber de otras personas en torno a asuntos que consideramos relevantes. En este sentido somos muy abiertos con respecto a estos encuentros. Tratamos de adaptarnos a nuestros interlocutores y que cada charla sea un espacio para que expongan las líneas que van tejiendo en su trabajo intelectual y profesional. 


¿Cuáles han sido los retos más grandes con los que se han enfrentado en el tiempo que llevan trabajando? 

La revista nació en medio de un proceso complicado para mí (directora y fundadora), pues estaba terminando un largo ciclo de quimioterapias como parte de un tratamiento oncólogico, además de ser madre primeriza. Es todo un tema el del entrecruzamiento entre maternidad  y dedicación al arte o las letras. Unos dirán, como Marina Abramovic, que no es posible y no se debe, pero los sueños son sueños y no le preguntan a nadie ni cómo, ni cuándo, ni dónde.

El tiempo y energía necesarios para iniciar un proyecto como este son realmente colosales. Habrá quienes piensen que iniciar una revista es cuestión de sentarse diez minutos frente a la computadora, abrir una cuenta en un blog, y ¡pum! ¡La magia comienza! Pero no. Hay un largo trabajo de organización previa, creación de conceptos, inversión económica, etc., y todo posible gracias a un tremendo ejercicio de voluntad y ánimo.

Así que, con pocas horas a la semana disponibles para ello, con recursos mínimos, y en contra del estigma puesto en mi frente (por aquellos que creen que ser madre, ser mayor de 30 años y ser paciente oncólogica, dicta un destino fuera de las aristas artísticas y literarias), nos lanzamos al oleaje.

En términos generales, hemos ido construyendo un publico lector que tiene curiosidad y deseos de participar publicando, comentando, leyendo. Una pequeña comunidad se va perfilando. Y ahora, justo cuando íbamos surcando entre los aprendizajes típicos del principiante, familiarizándonos un poco más con los avatares editoriales, llegó la pandemia a sacudirlo todo. Y es ahora  cuando los ánimos por leer han menguado; sin embargo, aquí estamos, presentes para servir de refugio y escape.


Como Revista (Teresa Magazine), ¿Cuál es su mayor satisfacción?

Tener lectores. La redes sociales reflejan muy poco las lecturas generadas en la revista. Sus algoritmos son todo un enigma tiránico. Así que cuando vemos desde nuestra plataforma que un cuento o algún texto de nuestros colaboradores es leído varias veces al día, nos sentimos realmente orgullosos de seguir adelante con este proyecto.  Cada jornada aparecen nuevas  publicaciones en la revista y próximamente tendremos nuestra primera antología en libro digital


¿Cómo ves el panorama literario latinoamericano para los próximos 5 años?

Si nos ponemos pesimistas, sumamente difícil; al menos en nuestro país, donde los recortes presupuestales han afectado a muchos programas culturales y han generado pocas oportunidades para proyectos autofinanciados. Pero, la verdad es que queremos imaginarnos una utopía donde los proyectos nacientes se consoliden, donde los niveles de lectura hayan mejorado, donde los editores independientes puedan vivir de su trabajo de manera digna, y donde la creación de libros, fanzines, revistas y dossiers sea cada vez más amplia, extensa, conocida y discutida. 


Si quiero participar ¿Como puedo publicar con Teresa Magazine?

Es muy sencillo, simplemente tienen que enviar su texto a nuestro correo electrónico (colaboraciones@teresamagazine.com). Todos los textos que recibimos pasan por un proceso de dictamen, y sin son seleccionados son publicados en nuestra revista. Nos reservamos el derecho de no publicar textos que no cumplan con los requisitos editoriales o que de alguna manera aborden temas con posicionamientos machistas o racistas. Queremos que Teresa sea un espacio seguro para todos.


Hablanos un poco de ti: 

Marshiari Medina


¿Quién es Marshiari la editora, la lectora? 

Como lectora creo que soy del gremio de los mortales. Mi búsqueda es sencilla: adentrarme en mundos que me permitan conocer el hilo rojo. No me considero una devoradora de libros, para mi la lectura es todo un proceso de reflexión. A veces, puedo obsesionarme con una saga o un autor en particular, sin embargo, me gusta navegar en la diversidad literaria y leer aquellos títulos que se encuentran en la parte baja de los anaqueles, esos que nadie ve cuando camina por las grandes librerías. Como editora, creo que mi labor es más bien la de una acompañante de aventuras. Cada texto me remite a aquellos momentos en que un autor estuvo detrás de la página intentando crear una resonancia de la realidad, así que mi papel es ver si ese reflejo es claro o si necesita pulirse. Muchas veces trato de dar empujoncitos, como me los han dado a mí en la vida, y con ello siento que ayudo a los demás a materializar esa comunión del autor con el lector. 


¿De dónde surge tu interés por la literatura?

Creo que fue algo innato. Aprendí a leer a los cuatro años y desde entonces he pasado varias horas de mi vida sumergida en hojas y debrayes. Desafortunadamente tengo una memoria terrible, ahí donde otros pueden citar de memoria a Marx, yo me pierdo entre los renglones. Mientras otros retienen y evocan páginas enteras de novelas y tratados, yo comienzo de nuevo. Sin embargo, a pesar de esa pequeña desventaja, para mí la lectura es uno de los actos más vivificantes de la experiencia humana. 

Marshari Medina


Nos podrías decir ¿Cuál es para ti el papel de la literatura en la sociedad?

Es liberación total. En medio del caos, en medio de los momentos más crueles y fieros de la humanidad, la literatura es capaz de despertar consciencias. Es por eso que es tan temida, porque su poder revolucionario libera de las cadenas de la opresión ideológica. Ninguno es la misma persona después de leer dos o tres renglones (incluso, cuando esas palabras están escritas con el mayor descuido, nuestra indignación ante el lenguaje dispuesto de cierta manera, puede generar un movimiento que nos desprende de nosotros mismos para ser otros). La literatura es profecía, destructora de realidades, así que cada que vez que nos acercamos a ella se levantan remolinos de ideas. Mis despertares de conciencia más grandes han sido en el suelo, tumbada, leyendo. Es ahí cuando he gritado eureka, cogito ergo sum, ¡ora pues que así era! La liberación conlleva esperanza, pero también sufrimiento, y la literatura no es ajena a esa dicotomía; abarca una variedad enorme de perspectivas que se debaten constantemente y, sin embargo, permiten que seamos testigos de la creación del mundo. Podemos creer o no en lo que leemos, y justo en este acto tan sencillo, de libre albedrío, radica su poder.


¿Quiénes son tus escritores favoritos de literatura mexicana e internacional?

Es una de las preguntas más difíciles del mundo. Incluso si pudiera enlistar a todos, no podría establecer una jerarquía radiográfica sobre su importancia. Sin embargo, trataré de reducir mi experiencia a unos cuantos autores. Todos ellos me han marcado en la vida. No sería yo sin las hermanas Brontë, los hermanos Grimm, Victor Hugo, Simone de Beauvoir, Sor Juana Inés de la Cruz, Jamaica Kincaid, J.M. Coetzee, Toni Morrison, Úrsula K. Le guin, Gabriela Mistral, Rubem Fonseca, Julio Cortázar, Rosa Montero, Daniel Defoe, entre otros. 

Algunas palabras de aliento que te gustaría dedicar a nuestros lectores: 

Lean, lean, lean :) Vayan a www.teresamagazine.com y déjense llevar. En estos tiempos en que parece que todo se deslava, ahí están las luciérnagas de miles de voces que se conjuntan en un debraye multicoral. Acérquense a las letras. 

Los invitamos a visitar las redes de Teresa Magazine en
Instagram: Teresa Magazine
Facebook: Teresa Magazine
Website: Teresa Magazine



 Luis Ricardo López Alvarez


Publicar un comentario

0 Comentarios