Revista cultural y literaria centroamericana

Header Ads

"Las aventuras de Mindy y Mandy" [Parte 4] de Claudia Figueroa - /K/RTONES

EXCLUSIVA PARA REVISTA LA FÁBRI/K/ / 29 DE MAYO 2019 

Bridge child children by Pexels.

El planeta de la Justicia

Mindy y Mandy se encontraban en su nave espacial, cuando de pronto, en medio de su camino, los agarró un tentáculo maligno, era el monstruo de la impunidad. Este estaba en el espacio haciendo todo lo que quería a su antojo y no le gustaba que le dijeran nada.

Mindy y Mandy se comunicaron por su pantalla con las autoridades del planeta, les dijeron que sí los iban a ayudar y no llegaron, esperaron bastante tiempo y no lo hicieron, no tenían otra salida que salir a combatir al monstruo solitos. Ellos sabían que ese monstruo atacaba a todo planeta o ser que se dejara y no solo lo atacaba, se quedaba con ellos hasta que lo combatían y lograban que se fuera lejos.

Mindy y Mandy, de un par de zarpazos, lograron zafarse del malvado rey de las injusticias y la impunidad. Finalmente, llegaron a su destino, y cuál fue su sorpresa, que el tentáculo que los atacó tenía otro parecido rodeando al planeta. Su mayor sorpresa fue que estos tentáculos, pertenecían a un monstruo mayor, que era guiado por el espíritu de la envidia y de los celos.

Se dirigieron con el mago del planeta, este los recibió y les mostró todo lo que pasaba en el planeta: gente robando sin castigo, habían muchos desaparecidos y no atrapaban al que lo había hecho, el gobierno del planeta quitando todo lo que podía y nadie podía decir nada porque tenían miedo.

MAGO: ¡Qué bueno que vinieron! Vengan, necesito que me ayuden, mi hermano me avisó que vendrían.

MINDY: Claro, con gusto te ayudamos.

MANDY: ¿En qué te podemos ayudar?

MAGO: Necesito de su corazón justo.

MANDY: ¿Para qué lo necesitas?

MAGO: Porque son los únicos que pueden hacer cambiar el corazón de mi planeta. Solo he encontrado a unos pocos que creen en la justicia. 

MINDY: ¿Qué fue lo que encontraste?

MAGO: Iba caminando por el mercado. Como saben, me gusta ir preguntando a la gente montón de cosas; a veces se van enojados y otras, me aguantan, pero no me molesta. No obstante me sorprendió que a unos cuantos jóvenes, a quienes cuestioné, me dijeran que la paz no solo está en que no haya guerra, sino que uno tiene que estar tranquilo y sereno para encontrarse con la verdadera paz.

Un rato más tarde llegaron los jóvenes de la plaza. Supieron de la llegada de los hermanos y querían ayudar en la faena. No tomó mucho tiempo en que todos se hicieron muy amigos y empezaron a sentirse bien. Los dos hermanos estuvieron atentos a lo que pasaba, y esta vez, la magia surgió de una manera especial.

TODOS: (gritaron al unísono) Ven Justicia, ven aquí, trae tu balanza y que la justicia reine así.

Salió de ellos un ideal especial de justicia que voló por todo el planeta, y entró en los corazones y mente de todos. Los tentáculos del monstruo de la injusticia y la impunidad se iban debilitando hasta hacerse cada vez más pequeñitos, así estuvo un rato hasta que no quedó atisbo de ellos.

Los pobladores despertaron de su sueño, porque esos tentáculos los tenían a todos dormidos. Empezaron a emplear la justicia en todo sentido. Y además empezaron a usar una frase:

TODOS: "Darle a cada quien lo que merece según su capacidad." –gritaban.

MINDY: Eso es lo que debemos hacer.

MAGO: Estábamos lidiando con este problema por muchos años. Gracias por ayudarnos.

JÓVENES: Sí, no hubiéramos podido hacer esto sin ayuda.

MANDY: Qué bueno que terminó, ahora depende de ustedes seguir con eso.

MINDY: Nosotros nos tenemos que ir. Sigan con esta labor.

Mindy y Mandy subieron a su nave y volaron a toda prisa hacia el otro planeta. Vamos a acompañarlos para ver que aventura van a tener.

Continuará...


Revista La Fabrik

Publicar un comentario

0 Comentarios