Revista cultural y literaria centroamericana

Header Ads

Los 10 videojuegos imprescindibles - Reseña

PUBLICACIÓN POR CHRISTIAN CASTAÑEDA / 10 DE AGOSTO 2020


Deseoso de seguir los pasos de Rodrigo Villalobos y Henry Vargas, decidí crear mi propio listado de videojuegos que considero imprescindibles dentro de la vida de cualquier persona que se considere gamer. En mi caso, estos no incluyen un orden de preferencia. La elección de un primer lugar me resulta prácticamente imposible, debido a la enorme cantidad de géneros existentes, y porque tengo muchos favoritos. Es por ello que seleccioné, en su lugar, los títulos que causaron el mayor impacto en mi persona a tal punto de llegar a considerarlos como piezas fundamentales dentro de su propio género. Sin más que agregar, demos inicio con este listado:


Top 10



Super Mario Bros 3 (NES)





El carismático fontanero de la gran “N” (Nintendo) ya era ampliamente conocido desde la salida de su primer título en 1985, pero fue Super Mario Bros 3 para el sistema NES el encargado de convertir a la franquicia en un fenómeno cultural y el icono indiscutible de Nintendo. Entre las razones principales por las que incluyo este título en el listado, destaco: las innovaciones en el modo de juego, siendo la opción de volar con el ítem de la “Super Hoja” o el traje de tanooki, la más aclamada, ya que logró atrapar por completo a los fanáticos e hizo el gameplay más dinámico. Otros elementos que se implementaron aquí y se mantendrían en futuras entregas incluyen: la adquisición de trajes para destruir enemigos y vencer obstáculos; la implementación de un mapa que permite desplazarse a otros niveles, dándole así un poco más de libertad al usuario de escoger hacia dónde quiere avanzar; los mini-juegos para obtener más vidas o ítems de apoyo; la aparición de los ‘Koopalings’ que nuestro héroe debe derrotar tras recorrer un barco volador lleno de peligros; los mundos secretos y el hecho de establecer a Bowser como el eterno rival de Mario. 


Posteriormente, se lanzarían otros grandes juegos como Super Mario World, Super Mario 64, Super Mario Galaxy 1 y 2, y Super Mario Odyssey, por mencionar algunos. Sin embargo, en mi opinión, Super Mario Bros 3 continúa siendo el título que más disfruto, y estableció las bases de todo lo que vino después para la franquicia más exitosa de Nintendo.

Sonic The Hedgehog 2 (Sega Genesis)




Así como Nintendo coronó a Mario como su mascota líder, Sega hizo lo suyo con Sonic The Hedgehog, lo que le permitió competir contra la gran “N” y declararle la guerra desde 1991 cuando se lanzó el primer título del erizo azul en el sistema Genesis/MegaDrive. El objetivo de Sega era que Sonic conectara no sólo con el público infantil sino también con el juvenil debido a su apariencia cool y actitud rebelde. Si el gameplay de Mario era más lento, entonces el de Sonic se aceleró hasta alcanzar velocidades nunca antes vistas en un videojuego. Fue así como en 1992 se estrenó “Sonic The Hedgehog 2”, secuela muy esperada tras el éxito de la primera entrega, que representó una mejora exponencial en muchos aspectos, particularmente en uno clave: la velocidad.

 Esto fue posible gracias al motor gráfico de la consola, el cual daba pie a que Sonic pudiera desplazarse velozmente por mundos llenos de enorme creatividad que le permitían al usuario descubrir rutas alternas para completar cada nivel. El título también nos presenta por primera vez a Miles “Tails” Prower, el simpático y popular zorrito de doble cola que rescata a su amigo erizo en los momentos más críticos. Otro aspecto sobresaliente del mencionado juego es el llamativo y pegajoso soundtrack, ya que le da mucha vida a cada zona que Sonic y Tails visitan. 

Los gráficos coloridos y la excelente animación de los personajes complementan de forma espléndida la experiencia, y hacen de Sonic The Hedgehog 2 el mejor y más completo juego perteneciente a la mascota oficial de Sega.

StarCraft




Los juegos de estrategia en tiempo real como Age of Empires, Command and Conquer y Dune, han sido muy populares entre la comunidad de videojugadores, con la compañía Blizzard como uno de los más grandes referentes del género debido en buena parte a su espectacular saga Starcraft, la cual irrumpió en las computadoras del mundo entero en 1998, y cosechó una legión de seguidores que continúa creciendo hasta la actualidad. El juego es conocido por su intrincada historia, personajes memorables y cinemáticas de alto nivel. 

La interacción entre los Terran (humanos del futuro), los Zerg (seres insectoides de rápida evolución) y los Protoss (raza de avanzada tecnología e inteligencia) se desarrolla en medio de alianzas, traiciones y guerras sangrientas. Por otro lado, la posibilidad de construir en tiempo real una amplia variedad de edificios, unidades de ataque y defensa, así como la dificultad progresiva del juego, acaban por poner a prueba tus capacidades analíticas y habilidades de estrategia para dirigir a tu ejército por el sendero de la victoria.

 Tanto StarCraft como su expansión (Broodwar) deben ser jugados en su totalidad, ya que ello te permite conocer la historia completa, la cual es muy apasionante. El juego goza de gran popularidad en Corea del Sur debido a sus campeonatos que se transmiten mundialmente. Debido a su enorme éxito, la historia de StarCraft se ha expandido a otros medios como libros y cómics, y en una secuela dividida en tres partes. Blizzard también posee otras franquicias muy exitosas como Diablo y WarCraft, pero en mi opinión, StarCraft se lleva las palmas por todos los aspectos antes mencionados, y porque será muy difícil que te olvides de personajes como Jim Raynor, Sarah Kerrigan, Tassadar y Fénix.

Metal Gear Solid: Peacewalker






La saga Metal Gear, cuyos inicios se remontan a los 80’s en el sistema MSX, es reconocida mundialmente por sus protagonistas Solid Snake y Big Boss, y por ser pionera tanto en el género del sigilo como del espionaje militar dentro de los videojuegos. Su verdadero éxito surgió luego del lanzamiento de Metal Gear Solid (MGS) en el Playstation 1. A partir de entonces, su creador Hideo Kojima lanzó grandes títulos como Sons of Liberty, Snake Eater y Guns of the Patriots, entre otros. No obstante, en mi opinión, Peacewalker, lanzado originalmente para el sistema Playstation Portable (PSP) en el 2010, es la obra cumbre del genio japonés, ya que, a diferencia de sus predecesores, que se centran más en la historia en lugar del gameplay en sí, Peacewalker equilibra inteligentemente ambos elementos. 


¿El resultado? 

Un contenido más variado y disfrutable que incluye decenas de misiones extras, las operaciones externas, la creación de tu unidad mecha bautizada como Metal Gear Zeke, la opción de mejorar tus armas, tecnología de apoyo y consumibles, así como el hecho de tener que superar desde los desafíos más simples hasta los más locos. Pero, el mayor atractivo de MGS: Peacewalker reside en la oportunidad de fundar y expandir tu base madre con los mejores soldados gracias al sistema de extracción Fulton, con el que también rescatas a personajes clave que te ayudarán en misiones posteriores.

 Aparte de ello, las mecánicas de sigilo y el combate CQC han sido refinados. El juego incluye escenas cinemáticas coloridas al más puro estilo del cómic estadounidense, batallas gozadoras contra gigantescos robots dotados de inteligencia artificial, helicópteros y tanques de guerra.

 Esto lo vuelve uno de los juegos más completos que te llevará horas y horas para completarlo al 100%. Debido a su gran éxito, fue remasterizado para las consolas de sobremesa PS3 y Xbox 360. Peacewalker es un juego por el que guardo un aprecio muy especial, a tal punto que hice un cosplay en honor a Big Boss en el 2012 para una convención nacional de anime y videojuegos. 

Si les interesa, pueden ver dicho cosplay haciendo clic AQUÍ.

Streets of Rage 2





Los juegos tipo beat ‘em up como Double Dragon, The Simpsons Arcade Game, Golden Axe y Final Fight causaron furor tanto en las máquinas recreativas (arcade) como en las consolas de Sega y Nintendo en la primera mitad de los 90’s. Pero, hubo una serie que se distinguió no sólo por implementar un gameplay sólido, sino también por contar con un soundtrack envolvente y peleas callejeras que nadie se quería perder. Hablo, desde luego, de Streets of Rage (SOR), franquicia estelar de Sega cuyo primer juego fue lanzado en 1991. La secuela de 1992, Streets of Rage 2, sería la encargada de llevar las aventuras de sus protagonistas Axel Stone y Blaze Fielding a un nuevo nivel, ya que mejoró cada uno de los aspectos del primer juego y los pulió al máximo. 


También cuenta con la opción de elegir a otros dos personajes (Max y Skate) que se unen a las aventuras de nuestros héroes callejeros, y podemos disfrutar de diseños muy bien definidos, ataques especiales exclusivos de cada personaje, escenarios atractivos y llenos de vida, una gran variedad de enemigos y peligrosos ‘jefes’ finales, efectos de sonido más realistas, una dificultad ajustable para todo tipo de jugador y un maravilloso soundtrack creado por el reconocido compositor japonés Yuzo Koshiro. 

Debido a su abrumador éxito, SOR 2 tuvo una continuación que desafortunadamente no contó con la misma recepción positiva, por lo que la idea de una cuarta entrega quedó descartada durante bastantes años. Afortunadamente, la empresa DotEmu logró obtener el consentimiento de Sega para revivir la franquicia en abril de 2020 con el espectacular Streets of Rage 4, que está disponible para las plataformas de la generación actual, y nos devuelve la magia de antaño con un gameplay renovado que te hace volver a jugarlo una y otra vez. 

También hace repetidos guiños a los tres primeros juegos, pero especialmente a Streets of Rage 2, el cual considero como el mejor y más completo beat ‘em up de todos los tiempos.

Grand Theft Auto: Vice City






La empresa Rockstar es reconocida como la desarrolladora más exitosa de juegos de mundo abierto, siendo Grand Theft Auto (GTA) su serie de mayor éxito en el género sandbox. Desde la aparición de Grand Theft Auto 3, Rockstar revolucionó la industria al permitir que el jugador interactuara libremente con su entorno de forma realista dentro de un mundo en tercera dimensión. Pero, fue GTA: Vice City, lanzado en 2002 originalmente para el Playstation 2, el título que consolidaría definitivamente a la franquicia. 

Tommy Vercetti, el protagonista de la historia, es uno de los antihéroes más emblemáticos y recordados de la saga GTA, ya que es muy tenaz y cuenta con la sangre fría necesaria al momento de tomar decisiones trascendentales, así como para asesinar a rufianes que se interpongan en su camino. Ambientado en la cultura de los años 80’s e inspirado en la ciudad de Miami, el juego incluye un sinfín de diálogos, cinemáticas y situaciones que emulan varios eventos importantes ocurridos en dicha década.

 Vice City cuenta también con un mapa de gran tamaño que, lejos de ser exageradamente extenso como el de su sucesor GTA: San Andreas, evita que se vuelva tedioso o cansado de explorar. Otro de sus grandes atractivos reside en las estaciones de radio que puedes sintonizar al momento de abordar una moto, un automóvil, un camión o cualquiera de los cientos de vehículos que están incluidos en el juego. Como fiel seguidor del rock, mi estación de radio predilecta es precisamente V-Rock, dirigida por el irreverente DJ Lazlow Jones. 

Las gráficas de GTA Vice City eran muy atractivas para su época, y tanto el manejo de la cámara como los movimientos del personaje fueron mejorados notablemente a comparación de GTA 3. Tanto las misiones principales como las secundarias son muy variadas y llenas de creatividad; el mapa de Vice City es más entretenido que el de Liberty City, y el juego te permite expandir tu imperio criminal a tu antojo y conveniencia. Muchos consideran a GTA: San Andreas como el mejor de la saga, pero en mi opinión, y por lo anteriormente señalado, Vice City se lleva el primer lugar de todos los GTA que han salido hasta la fecha. Cuestión de gustos, naturalmente.

God of War 2





No lo negaré. Cualquier cosa relacionada con las aventuras del intrépido Kratos me emociona al límite. Es por ello que el famoso dios de la guerra no podía faltar en este listado, y es precisamente God of War 2, la segunda entrega desarrollada por el estudio Santa Monica y lanzada originalmente en el 2007 para el Playstation 2, la que para mi gusto se ubica en lo más alto del pedestal de los juegos de aventuras tipo hack ‘n’ slash. 


Luego de disfrutar de los demás juegos relacionados con la serie, mi opinión no ha cambiado en lo absoluto. God of War 2 ofrece los mejores elementos tanto en mecánicas de combate como en duración, historia, enemigos, acertijos y batallas contra jefes de distintos tamaños y niveles de dificultad. La brillante combinación de personajes y eventos de la mitología griega permite el surgimiento de nuevas historias que giran en torno a Kratos y su creciente sed de venganza en contra del dios Zeus.

 A medida que viajamos por la antigua Grecia, el protagonista adquiere una extensa variedad de armas y poderes que se pueden mejorar, como la furia de Cronos, el temblor de Atlas y la cabeza de Euríale, mismas que considero como las mejores de todo el arsenal que Kratos logra adquirir.


La banda sonora es de primer nivel y se adapta maravillosamente a cada situación vivida por el fantasma de Esparta. Eso, sin contar que God of War 2 incluye una épica confrontación final entre Kratos y Zeus en el monte Olimpo. 

Si a todo lo anteriormente descrito le agregamos gráficos y cinemáticas que han sabido resistir el paso del tiempo con valentía pese al cambio generacional de consolas, obtenemos un título muy completo que ningún fanático de los videojuegos debe ignorar.

The Legend of Zelda: Breath of The Wild



Link y sus aventuras en la mágica tierra de Hyrule han sabido hacerse de un lugar en el corazón de millones de seguidores desde el primer The Legend of Zelda (TLOZ) que apareció para el NES en 1986. El universo de Zelda es tan vasto que hoy por hoy cuenta con diecinueve títulos. Pero, es TLOZ: Breath of The Wild, lanzado para el sistema WiiU, y luego para el Switch en versión mejorada, el juego que obtiene mi mayor respeto y admiración.

 Las razones son muchas, pero me remitiré a las más importantes. Primero que nada, Breath of the Wild nos ofrece una aventura de mundo abierto muy completa en la que Link puede explorar cada rincón de Hyrule. El apartado visual es bastante colorido y hermoso.

 En Breath of the Wild, el medio ambiente se vuelve parte de la experiencia, causando que el videojugador logre una inmersión total. Somos nosotros los que tenemos la potestad de trazar nuestro propio camino, mejorar habilidades, y enfrentar enemigos tras decidir cuál es la mejor estrategia. No existen combates que sigan un mismo patrón. Link salta, corre, trepa árboles, escala, nada, planea con su paraglider, utiliza su escudo para ‘surfear’ en cualquier pendiente, y hasta cocina sus propios alimentos.

El juego cuenta con una curva de aprendizaje accesible para los gamers novatos, entretanto que los expertos se deleitarán con las infinitas posibilidades. Hay un cúmulo de misiones por emprender si deseas alcanzar el 100% (templos, semillas Korok, las torres de resurrección, compendio de Hyrule, etc). 

La cantidad de armas e ítems que hallas en tu travesía es asombrosa, y Breath of the Wild toma los mejores aspectos de juegos anteriores para crear al mismo tiempo nuevas experiencias que resultan ser gratificantes y abren otras opciones para futuras entregas de la serie. Debido a esto y mucho más es que considero a TLOZ: Breath of the Wild como la crème de la crème entre todo aquello lo que su creador Eiji Aonuma ha hecho hasta el momento.

Need for Speed: Most Wanted (2005)





La saga Need for Speed (NFS), tan popular entre los amantes de la velocidad y los autos de lujo y tuneados, es una de las más exitosas de la compañía Electronic Arts (EA), así como en la industria de los videojuegos. Si bien NFS: Underground reinventó la serie y el género de carreras callejeras para brindar una experiencia más realista y envolvente, NFS: Most Wanted consigue combinar los elementos más exitosos de sus predecesores para elevar la experiencia. El mundo abierto de Most Wanted, que ya había sido desarrollado para la segunda parte de los Underground, es más variado y dinámico, cuenta con muchos retos a superar y tanto la sensación del manejo como las físicas del juego son mucho más realistas que las de cualquier otro título existente en aquel tiempo. Por otro lado, es en NFS: Most Wanted donde regresan las famosas persecuciones policiales, algo que le agrega más reto y horas de diversión. Pese a tener una historia simple y predecible, esta te mantiene al filo del volante por la gran calidad gráfica de sus cinemáticas y la misión que te ha sido encomendada de derrotar a los quince conductores de la ‘Blacklist’ con el fin arrestarlos y que te adueñes del primer lugar. Para rematar, Most Wanted ofrece una cantidad monstruosa de opciones para customizar los autos que adquieres durante el juego. Existe otro NFS: Most Wanted que hizo su aparición en el 2012, y fue desarrollado por otra compañía, pero el original continúa siendo en mi opinión, no sólo más interesante y entretenido, sino también la mejor entrega de la franquicia Need for Speed hasta la fecha.

Halo: Combat Evolved




Sin temor a equivocarme, Halo: Combat Evolved, ese shooter futurista en primera persona que dio inicio a una franquicia multimillonaria, fue el juego que le permitió al Xbox original sacar el pecho y hacerle frente al Gamecube de Nintendo y el Playstation 2 de Sony en la primera mitad de la década del 2000. De lo contrario, dicha consola habría caído en el olvido poco después de su lanzamiento. Halo fue innovador desde su debut, ya que no fue sólo otro título más de disparos en primera persona. 


De hecho, su protagonista, el jefe maestro (Master Chief), es considerado como uno de los personajes más icónicos de esta industria. El juego implementó una historia muy atrapante, en la que presenciamos una guerra sin cuartel entre la humanidad y los seres alienígenas conocidos como The Covenant. Más adelante, la historia toma un giro dramático e inesperado, en el que aparece una nueva raza parasítica conocida como The Flood, que ataca tanto a los humanos como a los Covenant, y cuyo destino gira en torno al planeta anillado conocido como Halo. 

El título cuenta con un gameplay fluido, gráficas muy detalladas para su época, que años después serían mejoradas en la edición de su décimo aniversario, y varios niveles de dificultad para cualquier tipo de videojugador. Sin embargo, uno de sus mayores logros fue el ambicioso multijugador en línea, que lo convertiría en el primer juego en implementar dicha opción de forma masiva, permitiendo que pudieras enfrentarte a otro gamer en cualquier parte del globo. Esto alteraría para siempre el paradigma de la experiencia multijugador, que hasta ese momento se había enfocado primordialmente en las partidas locales. 


Con ello, se iniciaría una serie de títulos exitosos, y varios spin-off como Halo: Reach, Halo: Spartan Assault y Halo Wars. Pero, nunca olvidemos que fue en el revolucionario Halo: Combat Evolved donde nació la leyenda, y por ello se ha ganado un espacio entre los grandes.


A decir verdad, podría armar al menos diez listados similares a este, pero sería un cuento de nunca acabar. A continuación, les dejo las siguientes menciones honoríficas: Max Payne, Banjo-Kazooie, Batman: Arkham Asylum, Gears of War, Killer Instinct 2, Donkey Kong Country, Contra 3: The Alien Wars, Crash Bandicoot, The King of Fighters ’97, Metal Slug y Pokémon Ruby/Sapphire Edition.

Los videojuegos forman ya parte de mi vida, y son algo especial que nunca dejaré de lado. Por ello, sin importar qué plataforma se elija, lo mejor es disfrutar cada juego y sacarle el jugo al máximo. ¡Hasta la próxima!


CHRISTIAN CASTAÑEDA

Publicar un comentario

0 Comentarios