Revista cultural y literaria centroamericana

Header Ads

Técnicas de escritura: Los acentos según su posición en el poema

Acentos según su posición en el poema - Andamiaje literario

PUBLICACIÓN POR PABLO BEJARANO / 2 DE SEPTIEMBRE 2020

Niña escribiendo
Fuente: Eroyka


Como vimos en el texto anterior, el arte mayor simple, exige una distribución de acentos a lo largo del verso para brindarle ritmo. Estos acentos van a ser los encargados de la musicalidad en el poema. Cada verso, tiene una distribución apropiada a su medida, sin embargo, cada acento posee un nombre según su función o su posición en el verso, y esos es lo que veremos ahora.  

ACENTO ESTRÓFICO O FINAL: Es el que, como su nombre lo dice, está posicionado al final del verso, es el último que vamos a encontrar, y va a caer siempre en la penúltima sílaba. Para no fallar en este acento, debemos tomar en cuenta la ley de compensación que nos dice que, en métrica, a la hora de escandir, a las palabras esdrújulas se les resta una sílaba y a las agudas se les suma. Este acento es el púnico que forzosamente aparece en todos los versos. Veamos un ejemplo.

Por una mirada, un MUNdo;

por una sonrisa, un CIElo;

por un beso… yo no

qué te diera por un BEso.

(GUSTAVO ADOLFO BECQUER)

ACENTO RÍTMICO: El acento rítmico, que también se le llama obligatorio, es el que viene exigido por el esquema del verso, por ejemplo, el acento rítmico en un endecasílabo, es el que cae en la sexta sílaba. Es decir que, al hacer una serie de endecasílabos, deben todos llevar un acento en la sílaba número seis, para, como dice el nombre de este acento, dar ritmo al poema. El acento rítmico del verso par va a caer siempre en sílaba impar, y el acento rítmico en el verso impar en sílaba par. Hablábamos anteriormente que en el arte mayor este acento no se usa, con excepciones intencionadas en el heptasílabo y el octosílabo. Veamos un ejemplo:

Y qué lejos del MUNdo y qué temprano…

por alcanzar las PLAyas de los párpados

pugnan en alta MAR olas de lágrimas.

(MIGUEL ÁNGEL ASTURIAS)

ACENTO EXTRARRÍTMICO: Es el acento que cae en una casilla que no es rítmica, es decir que, si el acento rítmico del verso cae en la sílaba seis, el extra rítmico, tendrá una variedad de colocaciones. Este acento, al contrario del rítmico, es prescindible, sin embargo, hay casos en que se decide que todos los versos lleven el acento extrarrítmico en la misma sílaba para una musicalidad mayor, tal es el caso del decasílabo anapéstico, que es usado en los himnos. Veamos un ejemplo:

  

Ya no sefeliz. Tal vez no importa.

hay TANtas otras cosas en el mundo;

un insTANte cualquiera es más profundo

y diVERso que el mar. La vida es corta.                

(JORGE LUIS BORGES)


ACENTO ANTIRRÍTMICO: También es llamado acento perjudicial, y se le llama así porque se ubica en una casilla contigua a la del acento rítmico, la mayor parte de veces, haciendo que el ritmo se caiga. Veamos un ejemplo, también en endecasílabos, donde ya sabemos que el acento rítmico debe caer en sílaba seis y, por lo tanto, el perjudicial en la sílaba cinco o siete:

Me siento otra VEZ triste sin tenerte,

he vuelto a lloRAR, vida de mi vida,

y puedo senTIR todo lo que duele

mientras el peSAR cubre mi alegría.

(VERSOS ILUSTRATIVOS)

ACENTO ANTIESTRÓFICO: Es parecido al acento antirrítmico, sólo que, en lugar de caer en la casilla anterior al acento rítmico, cae en la casilla anterior al acento estrófico, veamos un ejemplo:

Si tuviera tu LUZ clara,

podría feneCER triste

mientras mi coraZÓN llora.

(VERSOS ILUSTRATIVOS)

ACENTO SECUNDARIO: Es un acento artificial que las sílabas átonas adquieren ante la ausencia de acentos rítmicos y extrarrítmicos, gracias a su localización en el verso. Se puede dar en palabras de extensión considerable, y en secuencia de sílabas átonas, ejemplo:

Si pudiera tenerte, vida mía,

con TU resplandeciente y blanco rostro

podría confesarte que he vivido

con LA inconmensurable fantasía.

(VERSOS ILUSTRATIVOS)

 

      Es gracias a estos acentos, en conjunción con la uniformidad métrica del verso, que un poema podrá ser musical, e incluso, es por estos acentos, según la forma de¿ emplearlos, que podremos hacer que el poema tenga un ritmo menos notorio.


También te puede interesar otras publicaciones de Pablo Bejarano

Publicar un comentario

0 Comentarios